Salió a la luz la historia clínica de Fernando Báez Sosa

[responsivevoice_button voice=»Spanish Latin American Male» buttontext=»Escuchar Noticias»]

DNI Salta.- El caso del homicidio del joven Fernando Báez Sosa conmociono al país entero el cual pidió justicia contra los ochos rugbiers acusados del acto. El expediente de la causa fue enviado a la Cámara de Casación de Dolores para pudiera continuar su trámite.

Sin embargo, en las últimas horas se dieron a conocer los resultados de los estudios que se le realizaron a la víctima en el Hospital Municipal Arturo Illia, donde fue ingresado tras la golpiza.

La historia clínica de Fernando Báez Sosa

Los documentos incluyen un estudio de sangre, un electrocardiograma, tomografías computarizadas de cráneo, cuello, tórax, abdomen y pelvis. Estos datos establecen que el adolescente habría fallecido en el hospital. De alguna manera, contradice la versión de que “no tenía signos vitales” cuando fue atendido en la vereda.

Según lo que dijo la emergentóloga Carolina Giribaldi Larrosa, personal del Illia que declaró en el juicio, Báez Sosa “no tenía movimiento respiratorio y no tenía pulso”. En el viaje al hospital, se le continuó practicando RCP y con oxígeno porque “no presentaba signos vitales”.

“Esto no modifica nada desde el punto de vista de la opinión futura de la Justicia. Son situaciones que ya se conocían, de hecho el Tribunal Oral de Dolores no hizo lugar a un pedido de quien les habla, de incorporar el testimonio de la doctora Romero y las historias clínicas”, dijo Fernando Burlando, abogado de la familia de la víctina, en diálogo con TN, y sostuvo: “Lo que quedó claro durante el proceso y durante el juicio es que pierde la vida a las 6.05″.

En este sentido, comentó: “Cuando la doctora llega al lugar constata que no tenía signos vitales, situación que se compadece con la información que brindaba un desfibrilador, que no había pulso”.

Y agregó: “Luego, lo que pasa es un traslado rápido en donde continuaban las maniobras de resucitación dentro de la ambulancia. Fernando llega al hospital de Villa Gesell y se lo interviene en una sala, donde es atendido por la doctora Romero”.