En solo 24 horas, la colecta para Thomi juntó lo necesario para su silla y más

DNI SALTA.– La madre de Thomi agradeció la solidaridad de los salteños, que hizo que se recaudaran alrededor de $1.400.000. Una cifra que mejorará la calidad de vida de su hijo de gran manera.

El miércoles por la tarde, Gabriela Nahir Jurado expuso el caso de su hijo Thomi, quien tiene seis años y padece Síndrome de West.  Una enfermedad rara caracterizada por una encefalopatía epiléptica, por la cual era necesario conseguirle una silla especial valuada en un millón de pesos.

Ante la imposibilidad de adquirirla por medios propios, Gabriela apeló a la solidaridad de los salteños pero nunca se esperó una respuesta de tal magnitud, ya que en 24 horas logró juntar la plata necesaria para comprar la silla y además un extra para el tratamiento de Thomi.

«Se logró juntar muchisímo más de lo pensado, la gente donó un montón y estamos re contentos», relató la mamá de Thomi luego de comunicar que recaudaron $1.400.000.

Y agregó: «Esto lo hice por necesidad, pero ni en mis mejores sueños esperábamos estos resultados. Estamos muy felices y sorprendidos por la solidaridad de los salteños, porque todo se juntó en 24 horas».

Su mamá contó que Thomi necesita de su compañía en todo momento, necesita asistencia las 24 horas del día, y además toma mucha medicación, 28 pastillas por días, por lo que ella no tiene posibilidades de trabajar ni de estudiar, viven de la pensión por discapacidad que le da el Estado. Por lo que comprar la silla era algo que estaba lejos de su alcance.

Sin embargo, con la plata recaudada, Gabriela comunicó felizmente que ya encargaron la silla para Thomi y estaría llegando la semana que viene. «Ya encargamos la silla que va ayudar a Thomi con su postura, para que esté cómodo, con su espalda derecha y que le sostenga la cabeza. Además le va a servir a él para que pueda salir, ya que Thomi nunca sale de casa», relató emocionada.

Gabriela también indicó que el restante de la plata recaudada va a servir para el tratamiento de su hijo, ya que en agosto debe ir al hospital Garrahan para ser atendido por el equipo de epilepsia. «La plata restante va a ser para viajar y también para los insumos que necesita en el día a día. Los descartables, pañales, medicamentos, leche y demás», señaló.

Y agregó: «Nunca pensé que íbamos a juntar tan rápido la plata. Quiero agradecer a Carlos González, quien ayudo a que se difundiera la colecta y un gran agradecimiento a toda la gente que aportó para que mi hijo pueda vivir mejor».