El vicegobernador Marocco, agresivo y autoritario: “Cuando quieras, te recibo en mi despacho”

[responsivevoice_button voice=»Spanish Latin American Male» buttontext=»Escuchar Noticias»]

 DNI SALTA.- El segundo funcionario de la provincia abandonó intempestivamente y a los gritos un móvil con DNIsalta.com cuando se le preguntó por la aprehensión a la prensa crítica del Gobernador Gustavo Sáenz, cuya custodia violentó al periodista de nuestro medio Javier Martínez.

El vicegobernador de la Provincia, Antonio Marocco, abandonó a los gritos e intempestivamente el móvil de DNIsalta.com luego de confrontar de manera agresiva y autoritaria al periodista Abel Díaz, durante la emisión en vivo del programa radial especial de DNI RADIO 103.7 Mhz. Con la cobertura de las elecciones, cuando se le consultaba sobre el cercenamiento del Gobernador Gustavo Sáenz de la libertad de expresión al enviar a su seguridad privada a intimidar y violentar al periodista de nuestro medio Javier Martínez, cuando el comunicador intentaba acercarse a realizarle preguntas, luego de que el mandatario emitiera su voto en el exColegio Nacional.

En las puertas del mencionado establecimiento educativo, Marocco actuó en consonancia con su compañero de fórmula e increpó de manera autoritaria y prepotente al periodista en la mesa, dando una fiel muestra de la violencia verbal, institucional y psicológica de quienes nos gobiernan, algo que de ninguna manera debería ocurrir en un estado de derecho

Al principio, el vicegobernador minimizó las agresiones de la custodia del Gobernador, al asegurar que Sáenz “no tiene problemas con nadie”, para luego reconocer que “los hombres públicos tenemos la obligación de responder”, aunque luego dio marcha atrás y apeló al corporativismo, pero de una manera vehemente y agresiva.

Y expuso además su escasa solidaridad a un par, teniendo en cuenta que Marocco, además de vicegobernador, es periodista, y propietario de un medio gráfico influyente, como lo es el diario Punto Uno, uno de los medios de comunicación escrita que más pauta oficial recibe de parte de la Provincia.

A la aprehensión a la prensa y al cercenamiento de la libertad de preguntar de Sáenz, su “co-equiper” electoral no sumó nada distinto, sino que por el contrario, mostró las credenciales de un Ejecutivo poco reticente a escuchar voces críticas.

“Usted conoce mi trayectoria como alguien de medios. Soy de la generación más castigada de la República Argentina, los que hemos vivido persecución, exilio, proscripciones, imposibilidad de elegir. No queremos que vuelva a pasar, tenemos que terminar con este divorcio entre la dirigencia política y la sociedad, entre todos”, siguió Marocco, para luego exasperarse y levantar la voz cuando Abel Díaz lo confrontaba señalándole la tendencia a agredir al que piensa distinto.

“Si hay libertad de expresión, no me digas a mí. No digo que esté bien, pero en todos los ámbitos ocurre esto. No coincido con eso“, respondió Marocco, quien empezó a levantar considerablemente el tono, tornándolo prepotente.

Pero su reacción más desmedida llegó cuando le remarcaron lo poco que funcionan los controles, las cámaras provinciales y la Auditoría en la Provincia, siendo el periodismo uno de los escasos bastiones que le quedan a la ciudadanía como organismo de control. Y ahí Marocco lanzó: “Yo presido una Cámara y yo no tengo ninguna parcialidad de nada. ¿Cómo que no hay oposición?”, replicó mencionando a algunos legisladores “opositores”, pero que en realidad solo levantan la mano para aprobar los proyectos oficiales.

Y cuando Abel Díaz lo refrendó diciéndole que en la Legislatura nadie pregunta qué pasó, por ejemplo, con el Fondo de Reparación Histórica, ahí Marocco explotó: “Usted es ciudadano. Si usted tiene una denuncia, vaya a un juez, listo, punto”, vociferó con autoritarismo. “Si usted tiene una denuncia, preséntese a un juez y punto, el juez sabe qué es lo que tiene que hacer. No me tergiverse, por favor. Buen día, que tengas gusto y cuando quieras te recibo en mi despacho. Chau”, cerró al final a modo de amenaza antes de abandonar enfadado el móvil con DNI RADIO 103.7 Mhz.