Agredieron a la esposa de Brancatelli mientras cubría la tragedia en cancha de River

La comunicadora cubría para TN la situación del hincha fallecido que se desplomó de la tribuna y fue agredida ella y todos su equipo. El fuerte descargo de su marido.

DNI Salta.- Diego Brancatelli reaccionó tras ver la agresión que su esposa, Cecilia Insinga, recibió por parte de familiares de Pablo Serrano en las inmediaciones del estadio Monumental. La periodista cubría la muerte del hincha de River que cayó de la tribuna Sívori Alta cuando un grupo de personas comenzó a empujarla y a gritarle para que no los filmaran.

Todo comenzó cuando la notera y el camarógrafo de Todo Noticias (TN) mostraban el momento en que la hija de la víctima se desmayó en la calle, en medio de la fuerte conmoción por la noticia. La joven y su padre habían asistido al partido ante Defensa y Justicia junto a los integrante de la filial del club en Morón, de la que eran miembros, pero durante el encuentro se sentaron en lugares separados, por lo que al momento de evacuar no sabían que el fallecido era él.

En ese marco, un hombre les tiró una piedra a los periodistas y otro corrió hacia ellos y los empujó, reclamándoles que no los filmaran. “Estamos trabajando, es la calle. No nos pegues, flaco”, se defendió ella.

Tras la agresión contra la periodista, Diego Brancatelli expresó su furia a través de sus redes sociales. “Repudio a los cobardes, cagones que agredieron a mi mujer Cecilia Insinga, cubriendo lo sucedido hoy en River”, comenzó escribiendo.

Y agregó: “¿Pegarle a una mujer? ¿Tirarle piedras a los periodistas? Cuando sólo está ejerciendo el periodismo y lo hace muy bien. El Club debe tomar medidas con estos violentos”.

Pablo Serrano tenía 53 años y era oriundo de Morón. Era socio activo de River desde noviembre del año pasado y en sus redes sociales tenía fotos con varios ídolos del club como Javier Saviola y Pablo Aimar, entre otros.