SALTA

DOS FALLECIDOS EN SENDOS ACCIDENTES

VIERNES 13 de TERROR

Fue un día de furia en Salta Capital, plagado de accidentes viales. Dos de ellos se cobraron dos vidas y otros dejaron un saldo importante de heridos. A las tragedias del centro y de la Escuela Agrícola se le sumaron esta noche dos siniestros más en zona sur.

VIERNES 13 de TERROR

Como para creer en la mala suerte y en las suspersticiones, Salta vivió un viernes 13 terrorífico en materia de accidentes viales que, desafortunadamente, se cobraron dos vidas humanas en sendos siniestros en la vía pública.

Y como si fuera poco, al día de furia se le agregaron dos accidentes más en horas de la noche, en una de las arterias que conduce a la zona sur de nuestra capital: por un lado, se produjo un importante choque en cadena a la altura del estadio Martearena, sentido al centro por Avenida Paraguay en horas de la noche, que involucró a varios vehículos, por lo que el tránsito estuvo cortado en esa arteria

Otro siniestro para lamentar fue el que ocurrió también por la noche, pasando el puente Arenales, sentido al centro: allí, un sujeto a bordo de una motocicleta colisionó con un automóvil Renault Sandero Stepway color blanco, por circunstancias que se están tratando de determinar.

Cabe recordar que el viernes 13 de terror en Salta comenzó por la madrugada, cuando la imprudencia se llevó la vida de Paulina Cañizares, de 70 años de edad: el conductor de un colectivo de Saeta del corredor 5 de Ale Hermanos embistió y mató con su unidad a una mujer en intersecciones de Mendoza y Pellegrini, en pleno centro de la ciudad, dándose posteriormente a la fuga

Posteriormente y también por la mañana, un camión de gran porte volcó en la denominada “Bajada de Camiones”, en la zona de Villa Floresta, al querer aparentemente sobrepasar a un camión de la empresa Agrotécnica Fueguina. Perdió el control de su vehículo, terminó volcando y atrapado en su interior con algunas heridas leves.

Fue peor la suerte de un hombre de 62 años, quien también muy temprano por la mañana, fue atropellado por un Peugeot 505 en la intersección de Urquiza y Buenos Aires, en pleno centro salteño.

Y para cerrar una noche trágica, un motociclista perdió la vida en la siempre peligrosa rotonda de la Escuela Agrícola, a metros del acceso al barrio Aráoz.

 



 

¿Compartís la nota?