SALTA

Se fue a dar una ducha y ¡DIO A LUZ EN EL BAÑO!

Policías de la comisaría 13 de Cerrillos ayudaron en un caso con final feliz.

Foto: El Tribuno - Una policía entrega a la recién nacida a una enfermera
Foto: El Tribuno - Una policía entrega a la recién nacida a una enfermera

No todos los días una mamá tiene el valor de dar a luz y mucho menos si esa sublime acción se expresa en un contexto atípico. Luisa, de 32 años, tenía fecha para el 16 del corriente mes; sin embargo, por alguna razón, la naturaleza quiso que esa bebé, que se gestó durante casi nueve meses, naciera ayer por la mañana en el baño de su casa. Cuatro policías de la comisaría 13 de Cerrillos ayudaron con el nacimiento de la niña que pesó 3,700 kg.

Mientras la joven madre se disponía a disfrutar de un baño en su casa, ubicada en calle Sarmiento al 200, de esa localidad, a unas cuantas cuadras de la dependencia policial, sintió la urgencia por el nacimiento de su hija. Junto a su pareja, de 38 años, llamaron a una ambulancia que tardó en llegar, fue entonces que el alerta llegó al destacamento local donde los uniformados se dirigieron hasta el lugar de inmediato.

Al llegar, Luisa ya había dado a luz a su hija, la cabo Valeria Romero, quien se hizo presente junto a otros tres efectivos, pasó a la beba a manos de una compañera y procedió a cortar el cordón umbilical, mientras la suboficial Espíndola cubría con una manta a la pequeña. Lograron estabilizar a la niña y a su madre para que fueran trasladadas al hospital local, el móvil policial hizo de coche/puntero hasta llegar al instituto médico.

El hecho tuvo un desenlace feliz en Cerrillos, donde Luisa volvió a dar a luz y ahora goza de su niña que pesó 3,700 kg; mientras en el destacamento, las policías que asistieron junto a otros dos uniformados también se mostraron contentos y satisfechos por la asistencia brindada.

¿Compartís la nota?