POLICIALES

CRIMEN EN BARRIO 20 DE FEBRERO

FAMILIARES del ASESINO de "PITELO" BURGOS radicaron una DENUNCIA y temen por SUS VIDAS

El cuñado de Albornoz, quien se entregó a la Policía, contó con crudeza la versión de los hechos y pidió restricción para los secuaces del ultimado Burgos. "Esto va a ser sangre por sangre", habría posteado la hermana de ‘Pitelo‘ advirtiendo sobre otro posible ajuste de cuentas.

FAMILIARES del ASESINO de "PITELO" BURGOS radicaron una DENUNCIA y temen por SUS VIDAS

El asesinato de Ricardo “Pitelo” Burgos, ocurrido el pasado 5 de febrero en la zona norte de la ciudad, tras un enfrentamiento entre vándalos por cuestiones relacionadas a la venta de drogas, sigue sumando nuevos y escabrosos capítulos.

Luego de que Héctor Mauricio Albornoz, de 28 años, se entregara a la Policía por pedido de su familia y de su abogado en la noche del sábado, familiares del sindicado como el asesino de “Pitelo” realizaron una denuncia que apunta directamente contra dos de los secuaces del fallecido, quienes se encuentran hospitalizados al resultar heridos tras la balacera, pero quienes irían a buscar a Albornoz o a sus familiares por venganza: se trata de Matías “Pelusa” Burgos y de Francisco “Pancho Salgado”.

Lo cierto es que Albornoz y sus familiares temen por más sangre y muerte, por otro ajuste de cuentas y porque los alineados a Burgos se cobren venganza por su muerte. Y uno de ellos, Ángel Omar Guerrero, cuñado de Albronoz, radicó una denuncia relatando con crudeza su versión de los hechos de aquel fatídico 5 de febrero, se reconoció adicto a sustancias como así también que le debía dinero por drogas a Pitelo, y solicitó una restricción para Burgos y Salgado, quienes se encuentran hospitalizados, pero prontos a recibir el alta.

El denunciante compareció ante autoridades judiciales y se reconoció adicto a la pasta base y que previo al sangriento hecho que terminó con la vida de Burgos, su sobrino, Matías Burgos, y Salgado, fueron a su domicilio a cobrarle una deuda el pasado 20 de enero. La respuesta de Guerrero, según su relato, fue que no le iba a pagar, por lo que los eventuales cobradores reaccionaron con violencia y lo golpearon con un arpa hechiza contruida con un palo y con un arma blanca en uno de sus extremos. Guerrero habría logrado reducirlos y los golpeó; sin embargo, las heridas de arma blanca que sufrió le provocaron un colapso en su pulmón derecho.

Dieciséis días después, el fatídico día del crimen, según este relato de Guerrero, Matías Burgos y Salgado regresaron esta vez junto a “Pitelo” a la vivienda de Guerrero, donde se encontraba quien sería el asesino del malviviente, Albornoz, que a la vez es concubino de la hermana del denunciante. Allí, “Pitelo” efectuó tres detonaciones con arma de fuego y “Pelusa” y Salgado arrojaron elementos contundentes a la habitación de la hermana del denunciante. 

En la misma denuncia, se deja en claro que en allegados y familiares del detenido hay temor por venganza y solicitaron que se intime a los malvivientes, quienes radican también en el barrio 20 de Febrero, a abstenerse a ejercer todo tipo de violencia o acercamiento a su domicilio.
 

¿Compartís la nota?