INTERNACIONAL

¿Se acaba el terrorismo?

ETA decretó su FIN

La organización separatista vasca anunció formalmente en un comunicado el "final de su trayectoria" y el "desmantelamiento" total "del conjunto de sus estructuras", tras más de medio siglo de ataques que dejaron 850 muertos en España.

ETA decretó su FIN

 

La organización separatista vasca ETA anunció hoy formalmente en un comunicado el "final de su trayectoria" y el "desmantelamiento" total "del conjunto de sus estructuras", tras más de medio siglo de ataques que dejaron 850 muertos en España y un día después de la filtración de una carta en la que el grupo anticipaba su decisión.

El comunicado señala que la militancia de ETA ha "ratificado" la propuesta de la dirección de "dar por concluidos el ciclo histórico y la función de la organización", que cometió decenas de atentados como parte de su fallida campaña para crear un Estado independiente en los territorios vascos del norte de España y el sur de Francia.

En consecuencia, la organización separatista pone fin "a toda su actividad política" y "no será más un agente que manifieste posiciones políticas, promueva iniciativas o interpele a otros actores", agregó el texto, citado por la agencia de noticias EFE.

Poco después de hecha pública esta declaración, el presidente español, Mariano Rajoy, aseguró que, "haga lo que haga", ETA no va a encontrar ningún resquicio para la impunidad de sus crímenes y calificó de "propaganda" todos los movimientos que está protagonizando estos días.

"Hagan lo que hagan, digan lo que digan, nada cambiará", subrayó Rajoy en la ciudad norteña de Logroño, donde asistió a un acto de la Guardia Civil, donde subrayó que "la única política de futuro en materia antiterrorista, como siempre, es aplicar la ley, que para eso está".

En tanto, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, afirmó que el fracaso de ETA es un "mensaje claro" a quienes intentan "romper un país".

"El separatismo terrorista de ETA no ha conseguido su objetivo y son los demócratas los que han ganado", aseveró el diputado en declaraciones a la prensa en Buenos Aires, donde hoy finalizó una visita oficial de dos días.

El paso dado hoy por ETA ya se preveía, y ayer mismo se hizo pública una carta, fechada el 16 de abril, en el que anticipaba el anuncio de hoy.

En ese escrito, ETA habló de "una nueva oportunidad para cerrar definitivamente el ciclo de conflicto y construir su futuro entre todos", y pide no repetir errores ni dejar "que los problemas se pudran". 

"Años de confrontación han dejado heridas profundas y hay que darles la cura adecuada. Algunas todavía están sangrando, porque el sufrimiento no es cosa del pasado", agregó.

Con "toda la humildad", dijo literalmente, ETA pide a los destinatarios de la carta que se sumen al fin del conflicto porque "el futuro es responsabilidad de todos".

Mañana está convocado en Cambo, en el sur de Francia, un acto para escenificar el final de ETA con la presencia de representantes de varias entidades sociales y políticas y cargos electos franceses y algunos políticos nacionalistas procedente del País Vasco.

El director ejecutivo del centro para el diálogo humanitario de la Fundación Henri Dunant, David Harland, certificó hoy en Ginebra la "autenticidad" del comunicado de ETA.

Ante un grupo de periodistas, y en presencia de testigos, como la ex ministra de Justicia francesa Christiane Taubira, Harland dijo en la sede de esta fundación especializada en resolución de conflictos que hoy notificó a los gobiernos de España y Francia la "autenticidad" del comunicado.

Tras agradecer la labor del ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, que inició en 2004 el proceso hacia el fin de ETA, del actual presidente regional vasco, Iñigo Urkullu, y del líder independentista vasco Arnaldo Otegi, Harland expresó que "queda por delante un largo trabajo de reconciliación que requerirá respeto y apoyo a todas las víctimas de la violencia"

Tras casi sesenta años de existencia, la disolución de la organización separatista se produce sin haber conseguido ninguno de sus objetivos políticos y con casi 300 integrantes en cárceles de España y Francia.

Surgido a finales de los años 50 del siglo pasado, en plena dictadura franquista, su primera etapa estuvo signada por su atentado más espectacular: en 1973 en Madrid contra el entonces presidente del Gobierno, Luis Carrero Blanco, cuyo coche saltó por los aires al estallar una bomba colocada bajo el asfalto.

La mayor parte de su actividad, no obstante, se desarrolló en democracia, con múltiples atentados dirigidos sobre todo contra militares y fuerzas de seguridad.

El primer crimen reconocido por ETA fue el de un guardia civil en 1968 y el último, un gendarme asesinado en Francia en 2010.

A lo largo de sus casi seis décadas de existencia, los distintos gobiernos de España intentaron acabar con ETA, tanto por la vía policial y judicial como por los contactos discretos, entre ellos los conocidos como "conversaciones de Argel" a finales de los 80.

En octubre de 2011 la organización anunció "el cese definitivo de su actividad armada", cercada por las actuaciones policiales, tanto en Francia como en España, con desarticulaciones sucesivas de sus cúpulas dirigentes.

Desde entonces dio nuevos pasos hacia su disolución. El más reciente fue el pasado 20 de abril, cuando reconoció el "daño causado" a las víctimas y les pidió perdón.

¿Compartís la nota?